S.I.S. > Supervisores

Modalidad
Individual - Grupal
Area
Clínica de Adultos
En la labor profesional desde
1977
Orientación teórica
Psicoanalista con formación en la línea freudiana- lacaniana
Zona
Merlo - Marcos Paz

CV abreviado
Especialista en Psicología Clínica con Orientación en Adultos Certificación otorgada por el Consejo Superior del Colegio de Psicólogos de la Provincia de Buenos Aires.
Egresada de la Escuela de Post-grado en Clínica de Niños y Adultos. Línea freudiana- lacaniana. Colegio de Psicólogos de la Pcia. de Buenos Aires. Distrito XIV. Morón.
Concurrente al Servicio de Adultos del Centro de Salud N° 3 A. Ameghino CABA. Responsable del Área de Prevención del Servicio de Atención a la Comunidad: Asistencia y Prevención (SAC) del Colegio de Psicólogos de la Provcia. de Buenos Aires. Distrito XIV. Morón.
Miembro Titular de la AASM (Asociación Argentina de Salud Mental).
Supervisora en el ámbito privado desde el año 2000. Ingreso a la Subcomisión 2011.

Propuesta de trabajo
Entiendo que el dispositivo de la supervisión forma parte de un entramado, de una red inter-subjetiva de sostén donde el analista que trae material para supervisar, con el acompañamiento del supervisor puedan trabajar sobre las trabas que se le presentan a ese analista con cada caso en particular, de manera que consigan ir enfrentando esos inconvenientes, haciendo que su deseo (el del analista) no decaiga.
Esta formulación se apoya en los dichos de Colette Soler, quien plantea que “sin psicoanalista no hay análisis, y que la verdadera apuesta de toda demanda de control es: asegurar que hay psicoanalista”.
Pienso que uno de los objetivos de la supervisión debe centrarse en evaluar la importancia de no abandonar el rol profesional. Es importante detectar cuando se está ante ese riesgo, el riesgo es la posibilidad de perder el rumbo. Lacan en la clase del 22 de mayo de 1964 (Seminario de la Angustia), plantea que: “la propia experiencia psicoanalítica debe estar orientada pues sino se extravía”. Para que no se extravié la experiencia psicoanalítica se apoya en tres pilares: análisis personal, estudio de la teoría psicoanalítica y supervisión.